Cómo potenciar y especializarse en una categoría de la farmacia

La gestión por categorías es clave para la rentabilidad de la farmacia. A veces, por las necesidades de los pacientes o por la especialización, es necesario potenciar ciertas categorías. ¿Qué se debe tener en cuenta?
Cómo potenciar y especializarse en una categoría de la farmacia

La gestión por categorías es esencial para captar a diferentes tipos de pacientes y adaptarse a sus necesidades, optimizando así la rentabilidad de cada familia de productos. Se trata de un tema amplio y complejo, pero que merece la pena estudiar bien, ya que una buena gestión por categorías influye de forma muy significativa en el crecimiento de una farmacia [1]. No se trata solamente de la organización del espacio y la estética, sino también de crear una estrategia que afecta a diversos ámbitos de actuación. [2]

Una parte crucial de dicha estrategia es saber observar el entorno, tanto a nivel de competencia como el tipo de público, con el fin de entender bien sus necesidades y aquellos productos y servicios que mejor pueden funcionar. De este modo, se pueden incluir o reforzar categorías en las que las otras farmacias de la zona no se han especializado, detectando puntos de crecimiento. Al realizar este análisis, también se debe tener en cuenta que las tendencias y los hábitos de consumo evolucionan constantemente. [3]

 

Especialización, clave para potenciar una categoría

La especialización es cada vez más relevante para diferenciarse de otras farmacias cercanas y, a la vez, potenciar algunas categorías con el valor añadido del consejo y los servicios profesionales. Esto se debe a que no basta con introducir un espacio con una nueva categoría de productos, sino que esta debe ir acompañada del valor asistencial.

Por ello, invertir en formación complementaria para el personal de farmacia puede ser beneficioso y una parte importante de la estrategia comercial. La formación puede incluir tanto especialidades de salud (por ejemplo, ortopedia, cosmético, óptica o salud sexual) como aptitudes generales para el desempeño de la actividad farmacéutica, incluyendo [3]:

 

Presentación de la categoría

Como ya se ha comentado, para especializarse en una categoría es importante realizar un análisis del público de la farmacia y una segmentación de los tipos de pacientes con características bien definidas. Estas incluyen la edad, el grupo social, los intereses, las preocupaciones y los hábitos de consumo de los pacientes que acuden a la farmacia.

Estos conocimientos sobre los pacientes deben estar reflejados también en el espacio de la farmacia. El interiorismo debe ser coherente con las categorías en las que se pone el foco y se desea potenciar. Además, puede ser una buena idea personalizar el diseño de esta categoría, tanto a nivel de selección de productos como a nivel de decoración. [3]

También se debe tener en cuenta dónde se sitúa la categoría, y que este espacio sea cómodo, accesible y llamativo. La farmacia tiene “puntos fríos” (aquellos con menos visibilidad y accesibilidad) y “puntos calientes” (aquellos que se ven más fácilmente, que llaman más la atención y que reciben más circulación de pacientes). Identificarlos y aprovechar los puntos calientes es clave para promocionar las categorías que mejor funcionan y aquellas con mayor potencial de crecimiento. [3]

 

 

Descubre más:

Cómo impulsar la categoría de salud sexual en la farmacia 

 

Referencias

[1] Gestión por categorías. Elsevier. Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-gestion-por-categorias-13140605 [10/12/2021]

[2] La importancia de las Categorías en la Farmacia. Farmaflow. Disponible en: https://www.farmaflow.es/2017/01/19/categorias-la-farmacia/ [10/12/2021]

[3] Claves para potenciar una categoría de Farmacia. Tecnyfarma. Disponible en: https://tecnyfarma.com/claves-para-potenciar-una-categoria-de-farmacia/ [10/12/2021]

Contenido relacionado