Cesación tabáquica en la farmacia

El farmacéutico adjunto Guillermo Estrada, conocido en redes como DocFarma_, explica en qué consiste el servicio de cesación tabáquica que ofrece en la farmacia donde trabaja. Reconoce que es un servicio satisfactorio también para el profesional de la botica.
Cesación tabáquica en la farmacia

La intervención del farmacéutico comunitario en la cesación tabáquica es efectiva tanto para la calidad de vida de los pacientes fumadores como para el sistema sanitario. Esta es la principal conclusión a la que han llegado en el estudio Evaluación económica del impacto del servicio farmacéutico de cesación tabáquica en la farmacia comunitaria, que ha llevado a cabo la Sociedad Española de Farmacia Clínica, Familiar y Comunitaria (SEFAC) y en el que, durante todo un año, han participado más de un millar de pacientes (1.078) y 182 farmacéuticos comunitarios de toda España. Se trata del mayor estudio realizado hasta la fecha sobre la labor asistencial de los farmacéuticos comunitarios en la lucha contra el tabaquismo.

Nosotros no empezamos en cesación a raíz de la publicación de este estudio pero, desde luego, ha reforzado lo que ya hemos podido experimentar: el farmacéutico comunitario puede ser una herramienta muy útil para colaborar en la atención del paciente en este sentido. Personalmente, ahora mismo tenemos 5 pacientes en cesación: 3 de ellos telemáticos y 2 de ellos presenciales. Están en diferentes momentos de su cesación, pero todos ellos con menos de 3 meses desde el día D, el primer día del resto de su vida, su primer día sin tabaco desde que empezaron a fumar.

Personalmente, tuve la oportunidad de recibir la formación CESAR de SEFAC y participé en la formación “Puedo ayudarte a Dejar de Fumar” del COF Toledo. Ambas experiencias me han dado un bagaje formativo que hemos podido implementar como servicio profesional en la farmacia.

El servicio siempre empieza por una intervención breve en mostrador y, por lo que deberíamos hacer todos en la farmacia, una escucha activa del paciente y una consulta sanitaria acerca de su estado de salud y motivaciones. Esta pequeña anamnesis nos da pie a invitar al paciente a participar en varios de nuestros servicios profesionales y, concretamente y en este caso, en la cesación tabáquica. Una vez que hemos captado al paciente, procedemos a citarle para una primera entrevista en la ZAP (Zona de Atención Personalizada) en la que explicamos, de manera escrita, el servicio y firmamos protocolos y LOPD.

En la segunda entrevista, realizamos un estado de situación y entregamos los primeros documentos del servicio. También valoramos la posibilidad de ayuda farmacológica, derivando al médico de familia en caso de valorarlo recomendable o iniciando nosotros la TSN (Terapia Sustitutiva de Nicotina) si es oportuno. En esta segunda entrevista, también vamos a fijar el día D y necesitaremos hablar mucho con el paciente, trabajar la terapia cognitivo-conductual para conocer sus costumbres y rutinas, generar con él técnicas de evitación o distracción y establecer un enfoque a corto y medio plazo de sus actividades. Posteriormente, mantendremos el contacto con diferente regularidad durante al menos 3 meses. La duración de las entrevistas va a depender del paciente, pero las más largas no suelen durar más de 30/40 minutos.

En cuanto a la remuneración del servicio, sin remuneración no se debería considerar servicio profesional. Es variable para cada farmacia. Hay farmacias y compañeros que cobran 20€ o 30€ consulta, hay quien establece un plan de hitos y fracciona un cobro como un bono de 5 visitas a 100€, hay quien trabaja solo a éxito, es decir, cobrando 50 o 100 € si a los 3 meses de comenzar el paciente ha dejado de fumar, o quien acuerda un % de lo que ese paciente se ahorrará en los 3 meses posteriores al comienzo del servicio: si el paciente se gasta 150€ en tabaco al mes, gastará 450€ en tres meses y, si pactamos un 50%, el paciente abonará 125€ al mes de comenzar el servicio y otros 125€ al final del trimestre. Cada cual debe elegir con lo que se sienta más cómodo. Incluso conozco a quien da a elegir a sus pacientes el formato de retribución.

En definitiva, el servicio no solo es satisfactorio para el farmacéutico tanto profesional como económicamente, sino que repercute en una mejora muy notable de la salud de nuestros pacientes y en un ahorro en tratamientos para el SNS. Ganamos todos.

Puedes seguir a Guillermo Estrada (@DocFarma) en Twitter, Instagram y Tiktok.

 

Descubre más:

Iniciativas farmacéuticas para dejar de fumar 

Contenido relacionado

La sección “Servicios farmacéuticos” de Ratiopharm contiene opiniones de terceros, ello no implica que Ratiopharm suscriba dichas opiniones. Por ello, Ratiopharm no se hace responsable de las opiniones de los autores y se exime de toda responsabilidad, así como de los comentarios realizados por nuestros lectores y que sean publicados en esta página web o en redes sociales.