Paola Gabriela Baldiviezo: “En Bolivia muchas farmacias se han convertido en simples comercios”

Hablamos con Paola Gabriela Baldiviezo, farmacéutica boliviana que hace 14 años dejó de trabajar en laboratorios de Bolivia y que ahora ejerce en la farmacia comunitaria española.
Paola Gabriela Baldiviezo

¿Cómo es para ti el día a día en la farmacia española? 

Es un trabajo muy activo, dinámico, cada día es diferente, no se parece en nada a las farmacias de mi país. Desde que entras hasta que sales no paras ni un momento y tienes que estar muy concentrada todo el tiempo. 

 

Háblanos de tu trabajo en la farmacia. ¿Qué tareas desarrollas?  

Mis tareas principales a desarrollar son la indicación farmacéutica y la dispensación de medicamentos, al igual que la formulación magistral. También ayudo en otras tareas como la facturación, el reaprovisionamiento y la gestión del stock. 

 

¿Qué servicios farmacéuticos ofrecéis?   

Dentro de los servicios farmacéuticos desarrollamos sistemas personalizados de dosificación, deshabituación tabáquica, educación nutricional, toma de tensión y otros parámetros bioquímicos, atención farmacéutica en dermatología… 

 

¿Cuál es vuestro perfil de cliente? 

En horario de mañana el paciente más habitual es persona mayor, jubilada y polimedicada. Por las tardes la variedad es mucho mayor, vienen todo tipo de pacientes, como pueden ser padres con niños que salen del colegio, o personas que acaban de salir de trabajar; son pacientes que en muchos casos demandan más la indicación farmacéutica para síntomas menores que no necesitan derivación médica. 

 

¿Es la primera vez que trabajas en España? 

No, he trabajado en diferentes sectores, también de cara al público y en otras farmacias. 

 

¿Qué diferencias has visto entre la farmacia de tu país de origen y la española? ¿El modelo farmacéutico es muy diferente? 

Las diferencias son muchas y diversas. Desde el control de los medicamentos hasta la conservación y manipulación de los mismos, o la atención farmacéutica y los servicios profesionales ofrecidos en la farmacia comunitaria española. Lamentablemente en Bolivia muchas farmacias se han convertido en simples comercios donde comprar medicamentos y las farmacéuticas en dependientas que venden un producto. Son escasas las farmacias donde te pueden brindar atención farmacéutica de calidad. 

 

[En la farmacia boliviana] lo que se ha puesto de moda de un tiempo a esta parte es vender muchos tipos de productos ajenos a los normales de una farmacia. 

 

Háblanos de los servicios farmacéuticos. ¿Son muy diferentes los servicios que se ofrecen en la farmacia española y los que se dan en la farmacia de tu país de origen? 

En Bolivia hay farmacias que ofrecen servicios que se pueden dar aquí, véase, medir la tensión arterial (lo hace una enfermera) o control del peso corporal. Un servicio que es habitual en muchas farmacias de allá es la administración de medicamentos inyectables, como antibióticos y analgésicos, ya sea por vía intramuscular, subcutánea o intravenosa. Este servicio lo hacíamos las farmacéuticas, pero se cambió la normativa al respecto y ya solamente lo hacen las enfermeras, que trabajan en la farmacia

Por el contrario, en Bolivia hay muy pocas farmacias que realicen analíticas rápidas de química sanguínea, y si las hay se limitan a colesterol y glucosa. Tampoco es habitual que se realice control y orientación de la alimentación del paciente, ni consejo farmacéutico para pacientes con diferentes tipos de problemas leves en la piel. No he conocido ninguna farmacia que ofrezca formulación magistral. 

Lo que sí se ha puesto de moda de un tiempo a esta parte es vender muchos tipos de productos ajenos a los normales de una farmacia.  Se venden desde juguetes de niños, hasta unas galletas o una Coca-Cola. 

 

¿Qué servicio farmacéutico que se ofrece en España aplicarías a tu país de origen? ¿Y qué servicio de farmacia de tu país de origen aplicarías en España? 

Allí se necesitaría más atención farmacéutica (habría que mejorar la formación primero), aconsejando mejor a los pacientes. También vendría bien implementar la formulación magistral ya que hay veces que o el medicamento apropiado está en falta o directamente no llega a Bolivia. Se debería ayudar a los pacientes polimedicados, que son los más propensos a tener algún accidente/equivocación con su medicación. En general, tendrían que preocuparse más de la parte sanitaria y menos de la comercial

En España se venden cajas enteras de medicamentos, y hay mucho desecho en el punto SIGRE, aunque se ha mejorado un poco con la receta electrónica, sigue habiendo una falta de ajuste entre el tratamiento prescrito por el médico y el número de pastillas que vienen en las cajas. En mi país se pueden comprar las unidades que se deseen de cada medicamento, ajustándose exactamente a lo recetado por el médico. 

 

En mi país se pueden comprar las unidades que se deseen de cada medicamento, ajustándose exactamente a lo recetado por el médico. 

 

¿Por qué decidiste trabajar en la farmacia española? 

En Bolivia estudié una carrera de doble titulación Bioquímica y Farmacéutica, y mi desarrollo profesional allí estuvo orientado hacia la bioquímica. El trabajo de farmacéutica en mi país no me resultaba nada atractivo. Así que cuando llegué aquí mi primera opción fue intentar homologar mi título de bioquímica para trabajar en un laboratorio como hacía allí. Pero resultó que en España bioquímica era una carrera de segundo ciclo, no una licenciatura completa, por lo que no se podía homologar, además de que el trabajo de bioquímico aquí no tiene nada que ver con el que se desarrolla en Bolivia.  

Tras esta decepción decidí homologar mi título de farmacia, y probar mi otra profesión. Así, descubrí gratamente que la profesión de farmacéutica en España era mucho más interesante y reconocida de lo que me habría imaginado. 

 

El trabajo de farmacéutica en mi país no me resultaba nada atractivo. […] Descubrí gratamente que la profesión farmacéutica en España era mucho más interesante y reconocida de lo que me habría imaginado. 

 

Háblanos de tu trabajo actual; ¿cuántos años hace que trabajas de farmacéutica? 

He estado haciendo suplencias de verano desde el 2011, pero no había encontrado nada fijo. Ahora estoy cubriendo una baja que finaliza el día 31 de diciembre. 

 

¿Por qué decidiste dedicarte a la farmacia? 

La verdad es que en mi país no me gustaba nada la farmacia, y como me homologaron aquí el titulo no me quedó otra que dedicarme a la farmacia. Pero me lleve una gran sorpresa, aquí es otra cosa y me encanta, en el día a día siempre hay algo nuevo que hacer o aprender y más en la farmacia en la que estoy por ahora, mis compañeras son las mejores profesionales que he conocido y las mejores amigas también.  Ojalá pueda seguir trabajando en farmacia comunitaria. 

 

¿Participas en redes sociales o en blogs? Si es así, ¿en qué plataformas? 

Sigo a farmacias y farmacéuticas en Instagram, muy dedicadas a la dermofarmacia; sigo a SEFAC aunque aún no soy socia. También sigo un blog que han creado tres de mis compañeras farmacéuticas que se llama DeseoConcebido, en el que se abordan temas relacionados con la   infertilidad y los diferentes tratamientos disponibles.  

Contenido relacionado

“La sección Farmacéuticos en el mundo de Ratiopharm contiene opiniones de terceros, ello no implica que Ratiopharm suscriba dichas opiniones. Por ello, Ratiopharm no se hace responsable de las opiniones de los autores y se exime de toda responsabilidad, así como de los comentarios realizados por nuestros lectores y que sean publicados en esta página web o en redes sociales”