Anabel Iskandar: “En Venezuela, la farmacia está enfocada en la salud y a brindar otra clase de servicios”

Entrevistamos a Anabel Iskandar, farmacéutica sustituta que conoce la farmacia comunitaria en Venezuela. Nos habla sobre las diferencias entre la farmacia española y la venezolana en aspectos como el modelo de farmacia y los servicios farmacéuticos.
Anabel Iskandar: “En Venezuela, la farmacia está enfocada en la salud y a brindar otra clase de servicios”

¿Cómo es para ti el día a día en la farmacia española?

Hoy en día se hace difícil definir el día a día en la farmacia. Ha cambiado mucho desde que se vive la pandemia. La labor se ha intensificado y el trabajo en equipo también. En general, es bastante movido.

 

Háblanos de tu trabajo en la farmacia. ¿Qué tareas desarrollas?

En primera parte, las tareas de un farmacéutico sustituto, como lo son: dispensación, firma, control… Y, por otro lado, la responsabilidad de diferentes áreas como dermofarmacia, dietética y salud íntima. Formación del equipo en estas áreas, relaciones con proveedores, control de productos, promos… Todos los aspectos necesarios para que todo fluya lo mejor posible, llevando a cabo, junto al equipo, mejoras en estas áreas y otras para el paciente.

 

¿Cuál es vuestro perfil de cliente?

Contamos con dos perfiles a destacar: el paciente de toda la vida que está polimedicado y que nos brinda su confianza, gracias también a que la titular hace que las relaciones sean muy amenas, y el paciente de paso.

 

¿Por qué decidiste trabajar en la farmacia española?

Decidí trabajar en la farmacia española porque me motiva el trabajo de la oficina de farmacia, así que, después de realizar el máster en cosmética y dermofarmacia y ver que en España hay farmacias orientadas en este sector, era para mí perfecto el poder unir dos áreas de mi carrera.

 

¿Qué diferencias has visto entre la farmacia venezolana y la española?

Hay muchas diferencias, tanto a nivel de medicamentos como de servicios y de gestión. Incluso en Venezuela son distintas entre ellas.

En Venezuela, la Seguridad Social es casi inexistente. No tenemos un servicio financiado de medicación en general. Sólo está orientado a tratamientos con antirretrovirales y oncológicos. Son muy pocos los medicamentos regulados y naturales. No hay especial control médico, ni SPD. Tampoco se prestan servicios de medición de colesterol, glicemia y triglicéridos.

El uso de moléculas también cambia mucho. De hecho, aquí hay algunas que allá no y viceversa.

Podría extenderme más, pero posiblemente llegaríamos a un tema más político que de funcionamiento de una farmacia, ya que no es una cuestión sólo del modelo sino, en varios casos, de adaptación a la situación del país.

 

En Venezuela, la Seguridad Social es casi inexistente

 

¿El modelo farmacéutico es muy diferente?

La verdad es que son modelos de farmacia muy diferentes. La farmacia en España se basa específicamente en un centro de salud. En Venezuela, la farmacia está enfocada en la salud y a brindar otra clase de servicios. Es muy parecida al sistema inglés o estadounidense: puedes encontrarte un súper y, al fondo, el mostrador. Digamos que, para muchos, un “negocio”. De hecho, hoy en día no es obligatorio que el dueño sea farmacéutico.

Existe la franquicia en el canal de farmacias, basándose además de la medicación en la alimentación.

 

Háblanos de los servicios farmacéuticos. En la farmacia en la que trabajas, ¿qué papel juegan?

Los servicios farmacéuticos son muy importantes, una de las razones por las que me gusta esta farmacia: SPD, medición de tensión, glicemia, colesterol, fórmulas magistrales, dietética, ortopedia, dermofarmacia, salud íntima y sexual.

Tratamos, en lo posible, facilitarles las cosas a los pacientes, mucho más en estos tiempos de pandemia, por lo que creo que el servicio del farmacéutico se está empezando a valorar en las personas.

 

Los servicios farmacéuticos son muy importantes, una de las razones por las que me gusta esta farmacia

 

¿Son muy diferentes los servicios que se ofrecen en la farmacia española y los que se dan en la farmacia venezolana?

Sí. Muchas veces, como farmacéutico donde tu jefe no lo es, es más complicado explicarle la importancia de los servicios dentro de la oficina de farmacia. No es ventas por ventas, por lo que muchas veces los servicios pasan a otro plano. Ya queda tu lado profesional y ético de hacerlo lo mejor posible y hasta donde puedas controlarlo, claro, por lo que se ven las diferencias de servicios entre distintas farmacias venezolanas.

 

¿Qué servicio farmacéutico que se ofrece en España aplicarías a Venezuela?

¡Muchos! Pero creo que sería el SPD. El poder realizarle a una persona la medicación y quitarle el peso de que se acuerde, que si la tiene, que si no. Es para mí una de los mejores servicios en la farmacia española.

 

Creo que el servicio del farmacéutico se está empezando a valorar en las personas

 

¿Y qué servicio de farmacia de Venezuela aplicarías en España?

No es específicamente un servicio, pero controlaría los medicamentos con pseudoefedrina, ya que aquí muchos son de libre venta.

 

¿Por qué decidiste trabajar en la farmacia española?

Porque vine a realizar el máster y, al ver que podía unir dos áreas de mi carrera, decidí buscar trabajo en este sector.

 

Descubre más:

Farmacéuticos en el mundo: Christian Pratto 

Contenido relacionado

La sección “Farmacéuticos en el mundo” de Ratiopharm contiene opiniones de terceros, ello no implica que Ratiopharm suscriba dichas opiniones. Por ello, Ratiopharm no se hace responsable de las opiniones de los autores y se exime de toda responsabilidad, así como de los comentarios realizados por nuestros lectores y que sean publicados en esta página web o en redes sociales.