Fortalecer la formación en farmacia reforzando el sistema sanitario

La integración de la farmacia en el sistema de salud puede ayudar a combatir los efectos de los problemas de salud pública, como la falta de profesionales sanitarios.
Fortalecer la formación en farmacia reforzando el sistema sanitario

Las oficinas de farmacia son una parte fundamental del Sistema Nacional de Salud y, por su cercanía con el paciente, tienen un gran potencial en el papel asistencial hacia la población. Teniendo esto en cuenta, el CGCOF propone una serie de claves para consolidar el rol asistencial de la farmacia, con el fin de ayudar a solventar los problemas de salud pública.

Una de las claves que propone es la integración del farmacéutico en las estrategias de salud pública, de cara a consolidar el rol asistencial de la farmacia y, a su vez, subsanar la carga de trabajo de otros sectores de la salud [1]. Este objetivo ayudaría a solventar uno de los problemas que actualmente perjudican más a la salud pública: la escasez de trabajadores sanitarios. Según la Organización Mundial de Salud, se necesitarán 18 millones de trabajadores sanitarios más en todo el mundo para el año 2030 [2], una cifra que aún queda lejos.

 

Educación farmacéutica para combatir la escasez de personal

Para que esta consolidación sea posible, el avance de la formación en farmacia es una de las claves para desplegar una fuerza laboral que se adapte y dé respuesta a las necesidades de la población. Así lo afirma la Federación Farmacéutica Internacional (FIP), en un llamamiento global que llama a las organizaciones a emprender acciones de refuerzo de la educación farmacéutica. [3]

La FIP aporta una serie de propuestas, como son, entre otras: [4]

  • Programas de formación para incrementar la capacidad académica y, así, proporcionar personal farmacéutico competente.
  • Creación de marcos de desarrollo especializados dentro de las carreras de Farmacia para facilitar la transición al mercado laboral.
  • Campañas de visibilización e información de las oportunidades de la carrera de Farmacia.
  • Un buen nivel de formación para garantizar la calidad de los profesionales de farmacia en el marco del sistema de salud.
  • Identificación de las áreas de desarrollo con alta demanda, como puede ser el acceso a servicios de salud o la seguridad de paciente, para apoyar la creación de marcos especializados dentro de la formación farmacéutica.
  • Creación de alianzas entre las universidades y las organizaciones profesionales, como los Colegios Oficiales de Farmacia, para desarrollar políticas conjuntas de desarrollo educativo.
  • Promoción de estrategias de formación continua e iniciativas de educación orientadas a profesionales en activo.

 

Objetivos de Desarrollo Sostenible y refuerzo del sistema sanitario

Estas recomendaciones forman parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la FIP, las acciones prioritarias para la educación farmacéutica definidas por la organización. Estos puntos no solo buscan paliar la falta de trabajadores sanitarios, sino también reforzar el conjunto de las instituciones de salud mediante la participación activa de la farmacia. [5]

Los Objetivos de Desarrollo de la FIP facilitan un marco de trabajo para las instituciones y organizaciones responsables de los diferentes niveles de formación en farmacia. Este marco permite evaluar la calidad de la educación y la práctica farmacéutica mediante unos baremos comunes entre instituciones.  [5]

Algunos de los objetivos clave de esta estrategia son: [5]

  • Garantizar el acceso universal a los medicamentos.
  • Garantizar el acceso a la información relacionada con la salud.
  • Ofrecer los nuevos medicamentos, servicios y tecnologías de la salud a toda la población.
  • Garantizar el uso responsable de los medicamentos.
  • Ofrecer una atención médica integral, coordinada entre los diferentes profesionales sanitarios, para el paciente.
  • Prestar un servicio de cuidado centrado en las personas.
  • Garantizar la seguridad de los pacientes.

La FIP mantendrá como objetivo seguir midiendo el progreso y la implementación de estos objetivos con tal de reforzar su calidad. De esta manera, los Sistemas de Salud podrán beneficiarse de un mayor número de profesionales sanitarios aptos para satisfacer las necesidades farmacéuticas y de salud de la ciudadanía.

 

Descubre más:

La FIP crea una herramienta para contar con la farmacia en los planes de vacunación 

 

Referencias

[1] Más peso en salud pública, cartera de servicios y nuevas especialidades, entre las 10 propuestas de la Farmacia para el futuro de la Sanidad. El Mundo. Disponible en: https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/salud/2021/09/22/614b7518e4d4d848018b4626.html [Acceso: 27/01/2022]

[2] Health workforce. Organización Mundial de la Salud. Disponible en: https://www.who.int/health-topics/health-workforce#tab=tab_1 [Acceso: 27/01/2022]

[3] La Federación Farmacéutica Internacional propone la educación farmacéutica contra la escasez de trabajadores de la salud. https://www.infosalus.com/farmacia/noticia-federacion-farmaceutica-internacional-propone-educacion-farmaceutica-contra-escasez-trabajadores-salud-20211213132212.html [Acceso: 27/01/2022]

[4] FIP global call to action for advancing pharmaceutical education. Federación Farmacéutica Internacional. Disponible en: http://www.cofa.org.ar/wp-content/uploads/2021/12/50911.pdf [Acceso: 27/01/2022]

[5] Pharmacy Workforce Intelligence: Global Trends Report. Federación Farmacéutica Internacional. Disponible en: https://www.fip.org/file/2077 [Acceso: 27/01/2022]

Contenido relacionado