El papel de la farmacia reduciendo riesgos en la medicación

El profesional de la farmacia puede tener una función importante en la adherencia terapéutica del paciente. La Federación Farmacéutica Internacional ha actualizado una publicación que amplía el papel del farmacéutico evitando errores de medicación.
El papel de la farmacia reduciendo riesgos en la medicación

El problema de la adherencia terapéutica

La Organización Mundial de la Salud (OMS) relaciona la adherencia con el cumplimiento de la toma de la medicación según las recomendaciones del profesional sanitario por parte del paciente.

La falta de adherencia a la medicación es una de las causas más destacadas de unos bajos resultados en salud, lo que provoca una disminución notable de la eficacia y la eficiencia del tratamiento. Además, una baja de adherencia supone una reducción de la calidad y de la esperanza de vida.

El impacto también es económico. Se calcula que la falta de adherencia se traduce en un coste de 125.000 millones de euros y provoca unas 200.000 muertes prematuras al año. [1]

 

La farmacia y la adherencia a la medicación

La adherencia terapéutica debe abordarse de manera multidisciplinar. La implicación de diferentes profesionales sanitarios de una manera coordinada significa una mejora de la adherencia y el uso adecuado de los medicamentos. [1]

Dentro de los equipos multidisciplinares, el farmacéutico puede tener un papel fundamental en la adherencia a la medicación, especialmente del paciente crónico y polimedicado. Como experto del medicamento, el profesional de la farmacia puede ayudar a prevenir errores de medicación.

Además, gracias a la relación de confianza que puede establecer con los pacientes y su labor en aspectos como la educación sanitaria, la adherencia terapéutica y el abordaje de posibles preocupaciones, el farmacéutico es una figura que puede ser de mucha utilidad. [2]

 

Herramientas para la adherencia terapéutica

La Federación Internacional de Farmacéuticos (FIP) publicó, en 2020, un documento que mostraba la importancia del papel de la farmacia en la la seguridad de la medicación del paciente. Además, mostraba los beneficios de los servicios que podía ofrecer la farmacia con el objetivo de garantizar la seguridad del paciente y de la medicación. [3]

Este documento, que se ha actualizado, aborda dos conceptos diferentes:

  • Revisión del medicamento (RM): hace referencia a la evaluación de los medicamentos por parte del profesional sanitario teniendo en cuenta diferentes factores clínicos y otros aspectos.
  • Revisión del uso del medicamento (RUM): se refiere al servicio que ofrece el farmacéutico al paciente para mejorar el uso del medicamento.

 

Cómo prestar un servicio de revisión del uso del medicamento

Para ofrecer el servicio RUM, es importante establecer, antes de nada, una relación de confianza con el paciente. [2]

Este servicio trata de los siguientes pasos: [2]

  1. Recogida de datos de medicamentos: conocer todos los medicamentos que el paciente está tomando actualmente. Esto debe hacerse con su consentimiento.
  2. Revisión de la medicación: asegurarse de que el paciente es consciente de que debe tomarse la medicación, saber si ha padecido algún efecto secundario y si nota una mejora tras tomársela.
  3. Repaso de los conocimientos de salud: saber si el paciente conoce los medicamentos que toma y sus indicaciones y si conoce los síntomas de alerta que requerirían una visita médica urgente.
  4. Reevaluación de la gestión de medicamentos y la adherencia terapéutica: conocer si existe un plan de medicación escrito actualizado, si le conviene al paciente disponer de los horarios de toma y si existe algún problema para tomar los medicamentos. Además, se debe contemplar la posibilidad de mejorar la gestión de la medicación mediante, por ejemplo, pastilleros; saber si el paciente se toma la medicación cuando debe, si conoce los beneficios de cada medicamento y si los medicamentos interfieren con su estilo de vida.
  5. Identificación de problemas relacionados con la medicación y propuesta de cambios: saber si el paciente acepta los cambios propuestos para resolver los problemas y si acepta que se le realice un seguimiento para supervisar la seguridad y la eficacia del cambio de medicación y controlar la adherencia terapéutica.
  6. Comunicación con otros profesionales: informar sobre las intervenciones propuestas a otros profesionales sanitarios a título informativo, si el paciente da su consentimiento.

 

La adherencia a la medicación en España

Las farmacias comunitarias de España ya conocen el servicio de revisión del uso del medicamento (RUM), gracias al proyecto Revisa que impulsó SEFAC. En este proyecto, la farmacia ofrecía un servicio de revisión del medicamento del paciente y el profesional se aseguraba de que este sabía cómo tomárselo y por qué se lo debía tomar. [2] [4]

 

Descubre más:

La farmacia, clave en la vacunación contra la COVID-19 

 

Referencias

[1] Dispensación, adherencia y uso adecuado del medicamento. SEFAC. Disponible en: https://www.sefac.org/sites/default/files/2017-11/Adherencia_0.pdf [Acceso: 23/02/2022]

[2] Medication review and medicines use review. A toolkit for pharmacists. FIP. Disponible en: https://www.fip.org/file/5100 [Acceso: 23/02/2022]

[3] Patient safety. Pharmacists’ role in “Medication without harm”. A toolkit for pharmacists. FIP. Disponible en: https://www.fip.org/file/4757 [Acceso: 23/02/2022]

[4] Proyecto ‘REVISA®’: estado de situación del proyecto REVISA® en 2018. Farmacéuticos comunitarios. Disponible en: https://www.farmaceuticoscomunitarios.org/es/journal-article/proyecto-revisa-r-estado-situacion-del-proyecto-revisa-r-2018 [Acceso: 23/02/2022]

Contenido relacionado