Cómo salvar las diferencias culturales y económicas en la farmacia

Es importante que la farmacia tenga en cuenta ciertos aspectos fundamentales de la cultura o situación económica de los pacientes para garantizar una atención adecuada.
Cómo salvar las diferencias culturales y económicas en la farmacia

La cultura y la situación económica de los pacientes pueden llegar a condicionar un tratamiento o una consulta en la farmacia. Las diferencias culturales pueden dificultar la adherencia terapéutica a causa de la incapacidad de entender el concepto farmacológico, falta de confianza, mitos o creencias religiosas [1].

También pueden presentarse casos de “pobreza farmacéutica”, un término acuñado por la ONG Banco Farmacéutico para designar la incapacidad de adquirir medicamentos debido a dificultades económicas [2].

Un conocimiento básico de los principales problemas culturales y económicos de los diferentes perfiles de pacientes puede ayudar a superar estas barreras en la farmacia.

 

Barreras socio-culturales

Algunos colectivos son más susceptibles a la falta de adherencia terapéutica [3]: pacientes analfabetos, con poca formación, drogodependientes o etnias con mitos muy arraigados sobre las enfermedades y los medicamentos, entre otros.

En estos casos, es esencial que el farmacéutico informe al paciente y le ayude a adoptar un rol más activo en su tratamiento. El usuario debe entender su tratamiento y su enfermedad y cómo puede controlarlos por sí mismo. Existen servicios farmacéuticos como el Sistema Personalizado de Dosificación, que pueden ayudar a garantizar un correcto tratamiento en los pacientes [4].

Además, las boticas pueden llegar a trabajar juntamente con asistentes sociales u otras organizaciones. Es el caso de la ONG Farmacéuticos Sin Fronteras, que ofrece charlas a los colectivos más desfavorecidos con la colaboración de farmacéuticos. En estas, se resuelven dudas relacionadas sobre los hábitos de salud, el uso racional de medicamentos, etc. [5]

 

Barreras económicas

En 2018, el CIS publicó que en España hay cerca de 2,2 millones de personas que sufren “pobreza farmacéutica”, es decir, tienen serios problemas para adquirir los medicamentos que el medico les receta [6]. Aunque en España existen distintos regímenes de copago, hay personas que ni tan solo puede asumir un bajo coste para su tratamiento [6].

Para hacer frente a esta situación, la ONG Banco Farmacéutico creó en 2015 el Fondo Social de Medicamentos para cubrir los gastos de medicamentos de aquellas personas que sufren estos problemas económicos [6].

 

La ONG Banco Farmacéutico realiza campañas anuales de recogida de medicamentos en diferentes provincias españolas para distribuirlas a entidades sociales.

 

Por otro lado, la ONG Farmacéuticos Sin Fronteras (FSF) creó una iniciativa en 2004 llamada Cuarto Mundo, que también costea los medicamentos a la población vulnerable. Esta ONG opera en Madrid, Barcelona, Zaragoza, Ejido (Almería) e Illescas (Toledo) [5].

Igual que ocurre en el caso de la ONG Baco Farmacéutico, el paciente acude a la farmacia con un voluntario de la ONG, la farmacia adelanta el dinero de la medicación y, posteriormente, FSF paga el coste [5]. En este sentido, el farmacéutico puede recomendar algunos de estos servicios para ayudar a los pacientes que presenten dificultades económicas.

 

Barreras interculturales

En la botica pueden aparecer diferencias entre la medicina propia del país de origen de un usuario y la medicina del país receptor. Por ello, es aconsejable tener un protocolo de acogida de diferentes países que incluya calendarios de vacunación de cada país, costumbres sanitarias y comunicación intercultural según el colectivo [7].

Por ejemplo, en determinados países, como Japón o China, el contacto visual es determinante en la comunicación. En estas culturas, la población suele evitar la mirada directa entre personas. Este hecho puede confundirse con síntomas de depresión o falta de sinceridad.

Por otro lado, hay que tener en cuenta los componentes de algunos medicamentos. Por ejemplo, ciertos productos contienen alcohol o son de origen porcino, algo de lo que convendría informar a pacientes musulmanes. Desde la farmacia también se podría realizar un seguimiento a pacientes musulmanes con terapias crónicas durante el tiempo de Ramadán. [5].

 

Barreras lingüísticas

El idioma también puede suponer una barrera a la hora de comunicarse y garantizar el correcto seguimiento del paciente. En este sentido, la Federación Internacional de Farmacéuticos (FIP) recomienda disponer de folletos informativos e ilustrativos para los usuarios extranjeros, así como pictogramas [5]. En la web Medicamentos Complejos se pueden encontrar diferentes herramientas ilustrativas para este fin, que también pueden servir para para comunicarse con pacientes sordo-mudos en la farmacia.

Por otro lado, también existen aplicaciones, como Universal Pharmacist Speaker, que traduce a 12 idiomas conceptos recurrentes en la botica [5]. Para saber más sobre las barreras lingüísticas en la farmacia puede consultar el articulo Superar la barrera del idioma en la atención farmacéutica.

 

Referencias

[1] Adherencia terapéutica: causas, consecuencias y estrategias de mejora (2009). Elsevier. Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-atencion-primaria-27-articulo-adherencia-persistencia-terapeutica-causas-consecuencias-S0212656709001504 [Acceso: 08/05/2020]

[2] Pobreza farmacéutica: las medicinas no están al alcance de todos (2018). El Independiente. Disponible en: https://www.elindependiente.com/vida-sana/2018/03/10/pobreza-farmaceutica-cuando-medicinas-es-un-lujo-que-no-te-puedes-permitir/ [Acceso: 06/05/2020]

[3] Educación sanitaria: información al paciente sobre los medicamentos (2000). Fudación Dr. Antonio Esteve. Disponible en: https://www.sefh.es/bibliotecavirtual/esteve/educacionsanitariamedicamentos.pdf [Acceso: 19/05/2020]

[4] Medication Adherence Issue Brief. First DataBank. Disponible en: http://whitepapers.himssmedia.com/sites/whitepapers.himssmedia.com/files/Issue%20Brief%20-%20Medication%20Adherence.pdf?aliId=270179478 [Acceso: 19/05/2020]

[5] La atención al inmigrante, sin barreras (2019). Diario Médico. Disponible en: https://www.diariomedico.com/farmacia/comunitaria/autocuidado/la-atencion-al-inmigrante-sin-barreras.html [Acceso: 01/05/2020]

[6] Unos 2,2 millones de españoles deben elegir entre comer o medicarse. (2019). El Periódico. Disponible en: https://www.elperiodico.com/es/sociedad/20190428/pobreza-farmaceutica-espana-7425665 [Acceso: 08/05/2020]

[7] Atención farmacéutica a la población inmigrante. Marco social y jurídico, repercusiones en la salud y objetivos (2007). Elsevier. Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-atencion-farmaceutica-poblacion-inmigrante-marco-13114083 [Acceso: 18/05/2020]

Contenido relacionado