Un estudio en los Países Bajos analiza los efectos de la COVID-19 en las prácticas farmacéuticas

Las medidas contra la COVID-19 han obligado a profesionales sanitarios a cambiar los métodos de intervención y comunicación con los pacientes. Un estudio en los Países Bajos investiga cómo afectan estos cambios a la farmacia comunitaria.
Un estudio en los Países Bajos analiza los efectos de la COVID-19 en las prácticas farmacéuticas

Estudio

Un estudio desarrollado por el Departamento de Farmacoepidemiología y Farmacología Clínica del Instituto de Ciencias Farmacéuticas de Utrecht (UIPS) evalúa el impacto de la pandemia de la COVID-19 en la suministración de atención farmacéutica en los Países Bajos.


Contexto

Los equipos de farmacia son el personal sanitario más accesible para la población y juegan un papel clave en la atención primaria. Debido a la pandemia por COVID-19, la asistencia farmacéutica y la forma en la que los pacientes se comunican con el personal sanitario se han visto afectados. Las medidas de seguridad obligan a las personas a mantener la distancia social y, en el caso de los pacientes más vulnerables, a quedarse en casa, por lo que el contacto con los profesionales de la salud ha disminuido. Este hecho impacta directamente en algunos de los principales servicios de la oficina de farmacia.


Objetivo del estudio

El objetivo de este estudio es analizar el impacto de la COVID-19 en la administración de servicios farmacéuticos en los Países Bajos, producido por los cambios en la comunicación entre pacientes y personal sanitario.

 

Metodología

El estudio empleó un cuestionario en línea de carácter transversal, que se envió por correo electrónico a las farmacias comunitarias afiliadas a la red de Prácticas Farmacéuticas para la Educación e Investigación de Utrecht (UPPER, por sus siglas en inglés). Estas representan un 65% (1.300 de 2000) de las farmacias comunitarias totales en los Países Bajos. Una semana después, se les envió un recordatorio para realizar la encuesta y, en mayo de 2020, se recogieron los resultados.

 

Resultados

Respondieron a la encuesta un total de 215 participantes: entre ellos, 208 farmacéuticos comunitarios, 6 técnicos farmacéuticos y 1 director de farmacia. Se observó un cambio en los procedimientos logísticos en las oficinas de farmacia, como la implantación de un protocolo de higiene más estricto (limpieza frecuente, desinfección de manos e instalación de pantallas de plástico). Las acciones en relación a la COVID-19 estaban dirigidas principalmente a limitar el contacto directo con el paciente y el número de pacientes que visitaban la farmacia. En este sentido, se observó una preferencia por las prescripciones electrónicas y un mayor uso de los dispensadores de medicamentos de autoservicio, así como un incremento de las entregas de medicamentos a domicilio. Otra medida que se llevó a cabo fue dar las instrucciones del uso de inhaladores por vía telefónica. Las farmacias que emplearon servicios de telefarmacia, como videollamadas, fueron menos de un 2%. Un 76,7% de los encuestados expresaron preocupación por la atención farmacéutica a los pacientes vulnerables.

 

Conclusiones

Los resultados sugieren un impacto importante de la pandemia de la COVID-19 en los procedimientos logísticos y en los servicios relacionados con el consejo y la educación de los pacientes. Ante este panorama, existe una necesidad de incentivar la telefarmacia o los servicios remotos durante la pandemia.

 

Referencias

Ellen S. Koster, Daphne Philbert, Marcel L. Bouvy. Impact of the COVID-19 epidemic on the provision of pharmaceutical care in community pharmacies (2020). Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1551741120307518?via%3Dihub

Contenido relacionado