La alteración de la forma del fármaco para mejorar el tragado en personas mayores

Un estudio australiano analiza el impacto clínico y legal de alterar la forma de administración de los medicamentos para facilitar su deglución.
La alteración de la forma del fármaco para mejorar el tragado en personas mayores

Estudio

Un estudio analiza la alteración de la forma de la medicación para mejorar la deglución en pacientes de avanzada edad y propone tratamientos alternativos.

 

Contexto

La disfagia es la dificultad para deglutir, no solamente la ingesta de alimentos y líquidos, sino también medicamentos. Uno de cada cinco pacientes de edad avanzada tiene problemas de deglución cuando deben tomar su medicación. Muchas personas mayores no pueden administrarse el fármaco por la dificultad que supone el tragar y por ello suelen triturar los fármacos o mezclarlos con alimentos para facilitar su ingesta. Esto supone una alteración en los componentes del fármaco y contribuye a la falta de adherencia del tratamiento.

 

Objetivo del estudio

El objetivo principal del estudio es el de evitar las complicaciones clínicas y legales derivadas de la modificación de las formas sólidas de medicación y encontrar alternativas adecuadas para los pacientes con problemas de deglución.

 

Metodología

Revisión bibliográfica y del manual australiano Don’t Rush to Crush de la Society of Hospital Pharmacists de Australia. Se analizaron los cinco métodos principales para gestionar un medicamento que no se puede tragar (disolver el medicamento en agua, triturar el fármaco adecuado, dispensar el medicamento en su forma líquida, prescribir una alternativa y consultar farmacias sobre la disponibilidad de otras fórmulas), y se describieron alterativas adecuadas para cada fármaco.

 

Resultados

Los investigadores determinaron que la modificación del fármaco ya sea durante su administración (si se tritura) o su preparación (si se mezcla con alimentos o bebidas) tiene implicaciones clínicas y legales como, por ejemplo, el aumento de la toxicidad, reducción de la eficacia, contaminación cruzada o administración incorrecta de la dosis.

 

Conclusiones

El presente estudio recomienda a los pacientes considerar tratamientos alternativos, documentarse a través de guías o referencias de la alteración de los fármacos antes de triturarlos o mezclarlos con alimentos, y evaluar la propia capacidad de deglución de manera frecuente.

 

Referencias

Talylor, S., Glass B. Altering dosage forms for older adults (2018). Australian Prescriber. Disponible en: https://www.nps.org.au/australian-prescriber/articles/altering-dosage-forms-for-older-adults [Acceso: 18/03/2020]

Contenido relacionado