Atención ante el abuso del alcohol en la adolescencia

La farmacia puede ser una referencia en la ayuda a personas con adicciones y a sus familias mediante iniciativas de atención, información y divulgación.
Atención ante el abuso del alcohol en la adolescencia

El abuso de sustancias adictivas como el alcohol puede suponer un trastorno de salud grave para los que la padecen y su morbilidad atribuible es del 9% [1]. La dependencia del alcohol es una enfermedad crónica que afecta significativamente la salud física y mental de las personas que la padecen. [2]

Los menores de edad son uno de los colectivos en el que el consumo de alcohol puede resultar más perjudicial y, por tanto, deben ser un objeto de prevención. El 76,8 % de adolescentes entre 14 y 18 años ha consumido alcohol en el último año y el 68,2 % lo ha hecho en el último mes. Estas son algunas de las razones por las que el consumo de alcohol puede tener una incidencia más grave en adolescentes que en adultos [3]:

  • Su organismo no está tan físicamente preparado como el de un adulto.
  • Afecta al sistema nervioso central, afectando al comportamiento, la memoria y el aprendizaje.
  • Interfiere con el crecimiento, la nutrición y el desarrollo de la personalidad.
  • La ley no lo permite, acarreando problemas legales para él y su entorno.

Los farmacéuticos, como profesionales de proximidad, pueden encontrarse con estos pacientes o con sus familiares en el día a día de la farmacia. Por tanto, un mayor conocimiento sobre las características de este abuso puede redundar en cómo ofrecer servicios más adaptados. [4]

 

Razones para el consumo de alcohol

La adolescencia es un período especialmente sensible para la madurez de la persona. En estos años, el alcohol se vincula en gran medida al tiempo de ocio y las actividades de grupo, por eso es especialmente importante la labor educativa y divulgativa sobre los riesgos del alcohol.

Además, existen ciertos factores de riesgo que pueden aumentar la probabilidad del contacto del adolescente con esta sustancia [3]:

  • Contexto social y cultural: desventajas socioeconómicas, presiones sociales del entorno, malas relaciones con la familia o la pareja…
  • Factores biológicos y psicológicos: presencia de ciertos genes, sentimientos de tristeza o soledad, baja autoestima, ira…

 

Dificultades en la atención sanitaria

Por las características sociales y específicas del consumo de alcohol en adolescente, puede ser complicado abordar este problema desde la farmacia. Por ello hay que tener en mente algunas recomendaciones antes de planificar una intervención con el adolescente o su familia [3]:

  • No caer en culpabilizar a la persona y mostrar empatía durante todo el proceso de atención.
  • Crear una relación de confianza con el menor que le ayude a compartir información.
  • Concienciar al adolescente de los problemas del consumo de alcohol.
  • Desmentir los falsos mitos asociados al consumo de alcohol.
  • Motivar al adolescente a cambiar de hábitos.
  • Ofrecer alternativas al consumo de alcohol.
  • Transmitir habilidades para resistir la presión de grupo.
  • Trabajar con las familias en el cambio.

El farmacéutico también puede realizar una “intervención breve”, consistente en realizar una valoración del impacto del consumo de alcohol en una persona e informarle de sus peligros y consecuencias. Si se trata de bebedores de riesgo, hay medidas adicionales que pueden tomarse, como fijar un límite de consumo diario o registrar cuándo y cuánto se bebe. [3]

 

La prevención desde la farmacia comunitaria

Desde su papel como referente sanitario, el farmacéutico puede involucrarse participando activamente en sesiones informativas dirigidas a jóvenes o difundiendo asesoramiento sanitario para promover patrones de ocio más seguros. También puede colaborar con las familias, ofreciendo consejo a aquellas personas que sospechan de un abuso de alcohol o drogas en sus hijos. [3]

El farmacéutico también puede, si lo considera necesario, derivar a estos pacientes al médico para obtener una valoración de parte de todo el equipo sanitario. También puede ayudar a poner a los visitantes en contacto con asociaciones o entidades que puedan ayudarle a superar su dependencia. [3]

Consulta aquí nuestra infografía sobre consejos e iniciativas desde la oficina de farmacia ante el abuso del alcohol en la adolescencia. 

Referencias

[1] Hall, W. et al. La dependencia de sustancias es tratable, sostiene un informe de expertos en neurosciencias. Organización Mundial de la Salud (2004). Disponible en:  https://www.who.int/mediacentre/news/releases/2004/pr18/es/ [Acceso: 09/05/2019]

[2] Alcoholismo. Portal Farma (2017). Disponible en: https://www.portalfarma.com/Ciudadanos/saludpublica/consejosdesalud/Paginas/alcoholismo.aspx [Acceso: 10/05/2019]

[3] Guía de intervención del farmacéutico en la prevención del consumo de alcohol en menores de edad. Fundación Alcohol y Socidedad, Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (2018). Disponible en:  https://www.portalfarma.com/Profesionales/campanaspf/categorias/Documents/2018-Guia-FEBE.pdf [Acceso: 09/05/2019]

[4] Murphy, A.L. et al. Community pharmacists’ experiences in mental illness and addictions care: a qualitative study. Subst Abuse Treat Prev Policy (2016). Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4730654/

Contenido relacionado