Doris Yamileth Vallecillo: El farmacéutico en Honduras tiene potestad para recetar medicaciones de urgencia

Entrevistamos a Doris Yamileth Vallecillo, farmacéutica originaria de Honduras que trabaja en la Farmacia Carmen Jiménez Díaz de Soria.
Doris Yamileth Vallecillo: El farmacéutico en Honduras tiene potestad para recetar medicaciones de urgencia o para patologías no crónicas

¿Cómo es para ti el día a día en la farmacia española?

Soria es una provincia donde la mayoría de sus habitantes son personas de avanzada edad, los pacientes de la zona donde está ubicada la farmacia son personas de trato muy agradable y agradecen mucho que te preocupes por su medicación. Tengo la oportunidad de interactuar y conocer sus patologías, tratamientos y resultados obtenidos con su medicación, lo que me ha permitido enriquecer y actualizar mi formación como farmacéutica. A la vez, mi integración ha sido fácil ya que he tenido mucho apoyo y buen acogimiento de parte del equipo con el que trabajo y en general del colectivo de farmacéuticos de Soria a través de su Colegio: siempre me han dado una respuesta a las dudas que se me presentan día a día, tanto en temas legales como profesionales.

 

Háblanos de tu trabajo en la farmacia. ¿Qué tareas desarrollas? ¿Qué papel juegan los servicios farmacéuticos?

Trabajo como farmacéutica adjunta desarrollando labores de atención farmacéutica con el fin de evaluar y mejorar los resultados de nuestros pacientes con su medicación, mediante una dispensación activa a través de la cual intento detectar los problemas de los pacientes con su medicación. Hacer seguimiento farmacoterapéutico me permite conocer a fondo si los pacientes son adherentes, si la medicación es efectiva, así como las reacciona adversas medicamentosas y los problemas de salud no diagnosticados, evaluarlo, dar consejo y, en casos necesarios, derivar al médico.

En nuestra farmacia tenemos implantados servicios de salud comunitaria en los que participo realizando medición de parámetros clínicos como determinación de glucosa, perfil lipídico, pruebas de VIH… Esto me facilita realizar labores de promoción de salud y educación sanitaria.

 

Hacer seguimiento farmacoterapéutico me permite conocer a fondo si los pacientes son adherentes, si la medicación es efectiva, así como las reacciona adversas medicamentosas y los problemas de salud no diagnosticados

 

Gracias al Consejo General de Farmacéuticos he tenido la oportunidad de participar en el estudio de AdherenciaMED que para mí ha supuesto conocer más a fondo la farmacia comunitaria que era una gran desconocida, ya que antes de venir a España me había dedicado a trabajar en la industria farmacéutica y la visita médica. El apoyo permanente de la formadora colegial de mi colegio durante el estudio me ayudo a que este proyecto se realizara con excelentes resultados

 

¿Cuál es vuestro perfil de cliente?

Nuestro perfil de clientes son pacientes mayores con enfermedades crónicas como Alzheimer, Parkinson, hipertensión arterial, diabetes... Un número considerable de pacientes proceden del servicio de psiquiatría cercano a la farmacia, también tengo la oportunidad de trabajar con pacientes trasplantados, así como con enfermedades autoinmunes.

El día a día me permite desarrollar el consejo farmacéutico en enfermedades comunes como: resfriados, gastroenteritis y otras patologías estacionales, siempre derivando aquellos casos en los que considere necesaria la intervención médica. Hay gran variedad de pacientes lo cual permite trabajar la dermofarmacia, problemas de articulaciones, control de peso, alopecia, ortopedia o salud bucal, entre otras.

En general la farmacia comunitaria es una gran experiencia profesional que me permite estar actualizada y la proximidad a los pacientes hace que confíen en nosotros y demanden consejo.

 

La farmacia comunitaria es una gran experiencia profesional que me permite estar actualizada, y la proximidad a los pacientes hace que confíen en nosotros y demanden consejo

 

¿Es la primera vez que trabajas en España?

Desde que llegue a España he tenido la oportunidad de trabajar en dos farmacias, una de ellas con una población de gente mas joven con muchos niños. En la que trabajo actualmente la población es más mayor con diferentes tipos de demandas. Esto me ha me permitido comprender el rol del farmacéutico para un cumpliendo adecuado de los tratamientos farmacológicos en las distintas etapas de la vida, así como en el éxito de dichos tratamientos.

 

¿Has trabajado como farmacéutica en otros países?

He trabajado en Honduras y España.

 

¿Qué diferencias has visto entre la farmacia de tu país de origen y la española? ¿El modelo farmacéutico es muy diferente?

El modelo farmacéutico en Honduras es totalmente diferente al español. Hay dos sistemas. Está el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), que es para trabajadores que pagan una aportación mensual de su sueldo. Por otro lado, está el Hospital Estatal, en el que los medicamentos son dispensados sin aportación económica establecida, los pacientes pagan según sus posibilidades, y es administrado por el Ministerio de Salud de Honduras.

En ambos casos la medicación de los pacientes crónicos, hospitalizados y de urgencias se dispensan dentro del hospital: hay farmacéuticos en cada especialidad dispensando fármacos. También hay farmacéuticos realizando programaciones de compras y adjudicaciones de medicamentos en las llamadas Unidades Técnicas de Medicamentos. Las compras de los medicamentos se realizan teniendo únicamente en cuenta el criterio de menor precio, de modo que no se garantiza la calidad de los mismos.

 

En las farmacias se dispensan medicamentos de forma privada, sin convenios con la administración

 

En las farmacias se dispensan medicamentos de una forma privada, sin convenios con la administración. En ellas se encuentran medicamentos de mayor calidad, pero tienen un alto coste, por lo que no todos los pacientes tienen acceso a ellos. No hay control de precio. Las oficinas de farmacia pertenecen a grandes cadenas y algunas tienen sus propios laboratorios de producción.

El farmacéutico en mi país tiene potestad para recetar antifúngicos, antibióticos, antihistamínicos y otras medicaciones de urgencia o para patologías no crónicas.

La atención privada tiene dos formas de pago: el paciente paga directamente al hospital o a través del seguro médico privado. Los seguros financian el 80% de los gastos tanto en hospitalización como en compra de medicamentos, el otro 20% lo paga el paciente.

España tiene un sistema de salud muy accesible, el control de los precios lo realiza el gobierno y al estar incluidos dentro de la seguridad social hace que los pacientes tengan mejor accesibilidad a la medicación y por tanto mayor esperanza de vida.

 

Háblanos de los servicios farmacéuticos. ¿Son muy diferentes los servicios que se ofrecen en la farmacia española y los que se dan en la farmacia de tu país de origen?

En Honduras la visita médica la realizan los farmacéuticos exclusivamente y los médicos derivan los pacientes a los visitadores para dar seguimiento farmacoterapéutico cuando los pacientes utilizan los medicamentos que el farmacéutico representa, esto tiene la ventaja de que el medico tiene una estrecha relación profesional con los farmacéuticos, ya que consideran que el farmacéutico es el verdadero experto en el medicamento.

 

El medico tiene una estrecha relación profesional con los farmacéuticos, ya que consideran que el farmacéutico es el verdadero experto en el medicamento

 

¿Qué servicio farmacéutico que se ofrece en España aplicarías a tu país de origen? ¿Y qué servicio de farmacia de tu país de origen aplicarías en España?

Uno de los servicios que me gustaría que se implementara en Honduras es que todos los pacientes pudieran tener acceso a medicamentos de calidad a precios asequibles. El hecho de que las farmacias pertenezcan a cadenas hace que los farmacéuticos trabajen bajo las ordenes de empresarios ajenos a la profesión, lo que no facilita la implantación de servicios farmacéuticos, algo que en España he visto que es fundamental a la hora de conseguir unos resultados óptimos con la medicación.

En España mejorar la relación entre médico, enfermera y farmacéutico para que sea un solo equipo de trabajo. Creo que aquí el papel que realiza el farmacéutico es clave en el cumplimiento farmacoterapéutico, no obstante, es un punto no aprovechado por las administraciones debido a que no se potencia una mayor interacción entre el médico y el farmacéutico.

 

¿Por qué decidiste trabajar en la farmacia española?

La razón por la que me vine a vivir a España es porque mi marido es español. Cuando nos casamos yo trabajaba para un laboratorio argentino en mi país. Mi esposo tenía aquí empresas, acordamos que era más fácil que fuera yo la que dejara mi trabajo y me trasladara aquí.

 

La titular Carmen Jiménez Díaz y Doris Yamileth Vallecillo

La titular Carmen Jiménez Díaz y Doris Yamileth Vallecillo

 

Háblanos de tu trabajo actual; ¿cuántos años hace que trabajas de farmacéutica?

Cuando homologué el titulo me dieron la posibilidad de ser químico o farmacéutico ya que en Honduras la titulación que se cursa es de Químico-Farmacéutico. Decidí homologarme como farmacéutica por la experiencia profesional que tenía, hace 5 años que trabajo en España en farmacia comunitaria.

 

¿Por qué decidiste dedicarte a la farmacia?

Yo soy farmacéutica y mi profesión me apasiona así que no quería perder mi contacto con el mundo de la farmacia. Cuando llegué aquí me colegié y fue en el Colegio de Farmacéuticos de Soria donde me informaron de las posibilidades que tenía para ejercer. La farmacia comunitaria ha sido una oportunidad para mantenerme actualizada y estar más en contacto con el paciente.

Resido en una preciosa aldea de Soria llamada El Quintanarejo (junto a la Laguna Negra), tenía la opción de dedicarme a los negocios familiares de hostelería, pero me llamaba mi profesión y aproveché la primera oferta que tuve. A día de hoy, ejerzo como farmacéutica comunitaria y además colaboro en el negocio familiar.

 

La farmacia comunitaria ha sido una oportunidad para mantenerme actualizada y estar más en contacto con el paciente.

 

¿Participas en redes sociales o en blogs? Si es así, ¿en qué plataformas?

No participo en ninguna, es un reto que me he planteado para un futuro próximo.

 

Seguro que en la farmacia en la que trabajas ahora has vivido algunas anécdotas. ¿Puedes contarnos algunas?

Gracias al proyecto de AdherenciaMed, conocí a la que llamare mi paciente “estrella”. “Estrella” no hacia un uso adecuado de la medicación, no obtenía los resultados esperados; con este estudio “estrella” pasó de ser un paciente no adherente a cumplir perfectamente con su medicación. Su estado de salud mejoró y yo pude detectar otras necesidades en mi paciente: la derivé al servicio de nutrición de la farmacia y “estrella” perdió peso. Para mí fue una gran satisfacción el día que el esposo de “estrella” vino a darme las gracias porque su mujer había cambiado desde que empezamos a hacerle seguimiento, y que estrella” había pasado de estar deprimida a encontrarse feliz.

 

Contenido relacionado

“La sección Farmacéuticos en el mundo de Ratiopharm contiene opiniones de terceros, ello no implica que Ratiopharm suscriba dichas opiniones. Por ello, Ratiopharm no se hace responsable de las opiniones de los autores y se exime de toda responsabilidad, así como de los comentarios realizados por nuestros lectores y que sean publicados en esta página web o en redes sociales”