Christian Pratto: “En Uruguay, se pone a la farmacia española como modelo a seguir, tanto en la parte tecnológica como asistencial”

Entrevistamos a Christian Pratto, técnico de farmacia que ha trabajado en la oficina de farmacia de Uruguay y que, actualmente, atiende a los pacientes de una farmacia comunitaria de Barcelona. Hablamos sobre su experiencia en la farmacia uruguaya y las diferencias con la farmacia española.
Christian Pratto: “En Uruguay, se pone a la farmacia española como modelo a seguir, tanto en la parte tecnológica como asistencial”

¿Cómo es para ti el día a día en la farmacia española?

En pleno centro de Barcelona, a unos metros de la Avenida Diagonal, se encuentra la Farmacia M. Alsina, donde cada día es diferente, con un equipo de primera división.

Me siento muy afortunado por los compañeros que tengo. Cada uno apoya al otro, y esto es muy importante para cumplir los objetivos diarios. La titular es una persona joven, altruista y comprometida.

Además del trato cálido y muy cercano que tienen para con los pacientes, también cuenta con una cartera muy variada de servicios para mejorar la calidad de vida de ellos.

 

Háblanos de tu trabajo en la farmacia. ¿Qué tareas desarrollas?

Aunque me encargo del e-commerce, de la dispensación y atención farmacéutica, la farmacia está en constante actualización. En los tiempos que corren, interactuar con los pacientes es la tarea más importante. Estar cerca de ellos y sus preocupaciones

 

¿Cuál es vuestro perfil de cliente?

No hay un perfil en concreto, pacientes de diferentes edades, continentes y patologías.

 

Christian Pratto: “En Uruguay, se pone a la farmacia española como modelo a seguir, tanto en la parte tecnológica como asistencial”

Parte del equipo de Farmacia Alsina

 

¿Es la primera vez que trabajas en España?

Es la segunda. La primera vez fue en una farmacia del Maresme que se dedicaba, principalmente, al Sistema Personalizado de Dosificación (SPD) para residencias de toda Cataluña con una tecnología muy avanzada y un equipo muy afable.

 

¿Has trabajado como farmacéutico en Uruguay?

En la Farmacia Tienda Inglesa, una farmacia pionera para esa época, como técnico farmacéutico. Tenía su propia distribuidora de medicamentos, además de cinco sucursales; un software propio de dispensación y un e-commerce donde compraban personas que vivían en el extranjero para entregárselo a sus familiares en Uruguay.

 

En los tiempos que corren, interactuar con los pacientes es la tarea más importante. Estar cerca de ellos y sus preocupaciones.

 

¿Qué diferencias has visto entre la farmacia uruguaya y la española?

Si bien existe un sistema de cobertura universal pública en Uruguay, los medicamentos que se dispensan de carácter gratuito se dividen en grupos:

  • Usuarios que no pueden costearlos
  • Niños menores de 5 años
  • Embarazadas
  • Personas de edad avanzada

También para determinadas enfermedades:

  • Todas las enfermedades tratadas con medicamentos de la LME (670 principios activos)
  • Enfermedades no transmisibles
  • Enfermedades de transmisión sexual
  • Tuberculosis
  • Infección por el VIH/SIDA
  • Vacunas para niños del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI)

Se exigen tasas moderadoras o aranceles por consulta en el momento del servicio. Además, se impone una demanda de tasas moderadoras o de aranceles de dispensación para los medicamentos. En el caso de las Instituciones de Asistencia Médica Colectiva (IAMC), existen tasas moderadoras que pueden variar entre las instituciones. El Ministerio de Salud Pública fija algunos copagos, por ejemplo, para el caso de medicamentos contra HTA o diabetes y salud mental. En el caso de salud sexual y reproductiva, se establece de la exoneración de los copagos.

Con la reforma del SNIS, el peso relativo de la recaudación por concepto de tasas moderadoras disminuyó en un 50%. En el caso de los usuarios de ASSE, no existen tasas moderadoras. En el caso de los usuarios de las IAMC, existen copagos para las consultas, estudios y medicamentos. En algunos casos, para pacientes pediátricos o usuarios con algún tipo de convenio, puede haber un número de órdenes gratuitas al año.

 

¿El modelo farmacéutico es muy diferente?

La principal diferencia a destacar es que, en Uruguay, el control recetario se hace de manera manual con timbres de notaria. Además, la población de Uruguay es de 3,5 millones de habitantes. Tiene unas mil farmacias actualmente activas en el sector privado y la estructura en el modelo actual permite tener varias sucursales de un mismo grupo empresarial.

Las principales cadenas son:

  • Farmashop, que cuenta con 91 oficinas de farmacia
  • San Roque, que tiene unas 49 oficinas de farmacia

La presencia del farmacéutico durante el horario de funcionamiento de la farmacia no está establecida en el marco normativo. Por lo tanto, en este aspecto, en Uruguay no se aplican las recomendaciones de las Buenas Prácticas de Farmacia de la OMS.

La legislación hace responsable al farmacéutico de todos los actos vinculados a la logística del medicamento (almacenamiento, dispensación, gestión del stock).

 

La principal diferencia a destacar es que, en Uruguay, el control recetario se hace de manera manual con timbres de notaria.

 

Háblanos de los servicios farmacéuticos. En la farmacia en la que trabajas, ¿qué papel juegan los servicios farmacéuticos?

Es como una sastrería donde, fiel a su compromiso, cada paciente lleva un traje a medida. Todos los servicios están orientados a mejorar el bienestar y la calidad de vida de los pacientes.

Actualmente, los servicios farmacéuticos se han convertido en un punto clave de la asistencia sanitaria.

 

¿Son muy diferentes los servicios que se ofrecen en la farmacia española y los que se dan en la farmacia uruguaya?

Si, la atención personalizada está a otro nivel. He visto recientemente que, en Uruguay, se pone a la farmacia española como modelo a seguir, tanto en la parte tecnológica como asistencial.

 

¿Qué servicio farmacéutico que se ofrece en España aplicarías a Uruguay?

Honestamente, todos. Empezaría por mejorar la distribución de los medicamentos para que estos estén disponibles para los pacientes. Aplicaría el modelo de receta electrónica y el Sistema Personalizado de Dosificación, evitando así errores en las dosis. También, el servicio de atención farmacéutica que hay aquí.

 

Los servicios farmacéuticos se han convertido en un punto clave de la asistencia sanitaria.

 

¿Y qué servicio de farmacia de Uruguay aplicarías en España?

El valor del farmacéutico como profesional sanitario. En Uruguay, es una eminencia, como lo era el boticario en la edad medieval.

 

¿Por qué decidiste trabajar en la farmacia española?

Por la relación que tiene la farmacia española y la tecnología. Recuerdo haber visto en Uruguay la noticia de la implantación de la receta electrónica en España y sus beneficios para la población.

 

¿Por qué decidiste dedicarte a la farmacia?

Cuando era pequeño, me enseñaron que hay que ayudar al prójimo. Un día, la farmacéutica de mi barrio me pidió que les llevara unos medicamentos a unas personas mayores porque no podían salir de casa solos. Tenía unos diez años y recuerdo ese sentimiento de poder ayudarlos. Eso fue lo que me empujó hacia el sector farmacéutico.

 

Descubre más:

Farmacéuticos en el mundo: Jasmine Ismael 

Contenido relacionado

“La sección Farmacéuticos en el mundo de Ratiopharm contiene opiniones de terceros, ello no implica que Ratiopharm suscriba dichas opiniones. Por ello, Ratiopharm no se hace responsable de las opiniones de los autores y se exime de toda responsabilidad, así como de los comentarios realizados por nuestros lectores y que sean publicados en esta página web o en redes sociales”