Colaboración entre farmacéuticos y médicos

El CGCOF publicó un procedimiento para crear modelos de comunicación entre farmacéuticos y otros profesionales de la salud, con el fin de agilizar los procesos administrativos y garantizar la continuidad asistencial del paciente.
Colaboración entre farmacéuticos y médicos

El Consejo General de COF (CGCOF) elaboró una guía de colaboración entre farmacéuticos de distintos niveles asistenciales y otros profesionales de la salud. El objetivo de este procedimiento es promover un sistema de colaboración entre todos los profesionales sanitarios que facilite una comunicación fluida y eficaz y, así, garantizar la continuidad asistencial. [1]

La Comisión de Buenas Prácticas del CGCOF, responsable de la publicación del protocolo, defiende que la coordinación entre profesionales sanitarios puede facilitar la educación sanitaria de los ciudadanos, la gestión de patologías crónicas, la detección proactiva de problemas relacionados con los medicamentos y la prevención de enfermedades [2]. Además, considera que esta colaboración puede agilizar los procesos administrativos para resolver incidencias que puedan perjudicar al paciente.

El documento resume así los objetivos del modelo de colaboración [2]:

  • Establecer un sistema de colaboración entre los farmacéuticos comunitarios y otros profesionales de la salud
  • Facilitar la comunicación fluida y rápida entre los profesionales sanitarios con el fin de ahorrar costes y tiempo a todas las partes implicadas
  • Impulsar proyectos interdisciplinares centrados en el paciente
  • Mejorar la atención al paciente y garantizar la continuidad asistencial

 

Los beneficios de la colaboración ente farmacéuticos y médicos

Existen algunas barreras que dificultan la colaboración entre los farmacéuticos y otros profesionales de la salud. Entre ellas se cuentan la falta de confianza, la falta de proximidad entre la oficina de farmacia y la consulta médica, el desconocimiento del sistema de trabajo de la otra parte, la falta de costumbre, de tiempo y de incentivos; la incompatibilidad de horarios y la desestimación de los problemas relacionados con los medicamentos. [3]

Sin embargo, las ocasiones en las que se han establecido sistemas de colaboración han demostrado dar resultados positivos. En el II Congreso Médico-Farmacéutico, celebrado a principios de 2020 en Valencia, se pusieron en valor las mejoras obtenidas del proyecto Indica+PRO, un programa de servicio de indicación farmacéutica protocolizado y consensuado con médicos, que tenía como objetivo mejorar el uso correcto de los medicamentos para tratar síntomas menores y aumentar la derivación apropiada al médico. [4]

Los beneficios observados como resultado de esta iniciativa son múltiples: entre ellos, la reducción de la presión asistencial, una mejora de la calidad de vida percibida por los pacientes y ahorros en coste-oportunidad [5].

Además, la situación producida por la COVID-19 ha hecho que las debilidades en la coordinación asistencial se pongan de manifiesto [6], y que la creación de nuevos modelos de colaboración entre profesionales sanitarios sea más urgente que nunca, con el fin de descongestionar la carga del sistema sanitario y seguir ofreciendo al paciente una atención continuada.

En esta misma línea, el COF Gipuzkoa desarrolló una iniciativa para reforzar la comunicación entre médicos y farmacéuticos con el fin de evitar errores relacionados con el uso de los medicamentos, que ha demostrado ofrecer beneficios importantes para el paciente y que ya se ha extendido a toda la provincia. Además, existen diversas iniciativas similares impulsadas tanto por las organizaciones colegiales como por oficinas de farmacia.

 

Las bases del protocolo

El documento elaborado por el CGCOF pone en relieve la necesidad de encontrar vías más efectivas de comunicación entre farmacéuticos y médicos. Determina que, con el objetivo de corregir situaciones que puedan impedir la continuidad asistencial a los pacientes, hace falta establecer un canal de colaboración entre todos los profesionales sanitarios, en el margen de competencias de cada profesión.

Según propone el documento, el modelo de colaboración debe cumplir estas premisas:

  • Ser aplicable ante cualquier necesidad sanitaria del paciente
  • Ser compatible con el trabajo diario de todos los profesionales
  • Promover la comunicación y confianza entre profesionales

Además, el protocolo detalla una propuesta de procedimiento en tres acciones clave [2]:

  1. Establecer un acuerdo. Para posibilitar una comunicación efectiva entre los farmacéuticos comunitarios y otros profesionales de la salud, es vital que todas las partes acuerden en qué momentos y con qué medios se establecerá dicha comunicación.
  2. Elaborar un protocolo conjunto de colaboración interprofesional. Este protocolo debe definir qué papel juega cada profesional de acuerdo con sus competencias, cuándo debe implicarse y las tareas que desempeñará. Además, se debe determinar qué situaciones requieren la comunicación entre diferentes profesionales sanitarios.
  3. Situaciones que requieren de la comunicación farmacéutico – otros profesionales sanitarios. A modo orientativo, los profesionales farmacéuticos pueden intervenir en las siguientes situaciones:
    • El paciente solicita un medicamento con prescripción, pero no dispone de ella
    • El paciente solicita un medicamento que requiere visado de inspección para su financiación y presenta la prescripción, pero no el visado
    • Medicamentos en situación de desabastecimiento
    • Detección de problemas relacionados con el uso de los medicamentos
    • Problemas de adherencia al tratamiento
  4. Seguimiento y evaluación.  Realizar reuniones periódicas para evaluar los resultados de la colaboración y desarrollar la relación de confianza entre los diferentes profesionales sanitarios.

 

Descubre más:

La farmacia resuelve 9 de cada 10 casos sin derivar al médico 

 

Referencias

[1] Estas son las bases de la colaboración entre farmacéuticos y otros profesionales sanitarios. Diario Médico. Disponible en: https://www.diariomedico.com/farmacia/comunitaria/profesion/estas-son-las-bases-de-la-colaboracion-entre-farmaceuticos-y-otros-profesionales-sanitarios.html [Acceso: 26/01/2021]

[2] Colaboración del farmacéutico comunitario con otros profesionales de la salud. Portal Farma. Disponible en: https://www.portalfarma.com/Profesionales/Buenas-practicas-profesionales/Documents/BBPP-18-Colaboracion-farmaceutico-otros-profesionales-salud.pdf [Acceso: 26/01/2021]

[3] Médicos y farmacéuticos: éxitos y fracasos de colaboración profesional. El Sevier. Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-medicina-familia-semergen-40-articulo-medicos-farmaceuticos-exitos-fracasos-colaboracion-13026433 [Acceso: 26/01/2021]

[4] Indica+PRO. Campus SEFAC. Disponible en: https://www.campussefac.org/indicapro/inicio [Acceso: 26/01/2021]

[5] Indica Pro: los resultados avalan los beneficios de la colaboración médico-farmacéutica en síntomas menores. Diario Farma. Disponible en: https://www.diariofarma.com/2020/01/27/indica-pro-los-resultados-avalan-los-beneficios-de-la-colaboracion-medico-farmaceutica-en-sintomas-menores [Acceso: 26/01/2021]

[6] Médicos y farmacéuticos de AP piden una estrategia conjunta sobre test de detección de Covid-19. Gaceta Médica. Disponible en: https://gacetamedica.com/profesion/medicos-y-farmaceuticos-de-ap-piden-una-estrategia-conjunta-sobre-test-de-deteccion-de-covid-19/ [Acceso: 26/01/2021]

Contenido relacionado