El papel de la farmacia en la lucha contra la resistencia a los antibióticos

12/11/2018
La evolución de la resistencia a los antimicrobianos constituye un problema de salud a nivel mundial y un reto aún mayor para el futuro. Para combatirla, la farmacia comunitaria se suma a la educación del paciente en el uso correcto de los antibióticos ejerciendo un papel esencial.
El papel de la oficina de farmacia en la lucha contra la resistencia a los antibióticos

La situación de la resistencia a los antibióticos podría suponer un reto en el futuro si no se implantan las medidas adecuadas para reducirla. Además, la rápida evolución de las resistencias parece ser alarmante: en 105 países se ha detectado tuberculosis resistente a, al menos cuatro fármacos antituberculosos, situación equiparable a la del parásito Plasmodium falciparum y a la del VIH [1]. En España, el consumo de antibióticos subió un 35% entre 2000 y 2015, de 500 a 700 millones de dosis diarias definidas (DDD) [3]; al contrario que en otros países europeos desarrollados, donde el consumo disminuyó modestamente.

En España, el consumo de antibióticos subió un 35% entre 2000 y 2015, de 500 a 700 millones de dosis diarias definidas, a diferencia que en otros países europeos desarrollados, donde el consumo disminuyó modestamente

A día de hoy, la lucha contra la resistencia a los antimicrobianos por parte del sistema sanitario se basa en tres pilares: la prescripción adecuada, la dispensación correcta y el uso racional de los antibióticos recetados. La comunidad farmacéutica juega un importante papel en las dos últimas. La labor de dispensación de las Oficinas de Farmacia es -valga la redundancia- indispensable y, además, conlleva una posición ideal para educar y concienciar a la población sobre el uso seguro de los medicamentos; aspecto fundamental para fomentar una cultura de la salud más positiva.

La lucha contra la resistencia a los antimicrobianos por parte del sistema sanitario se basa en tres pilares: la prescripción adecuada, la dispensación correcta y el uso racional de los antibióticos recetados

En este sentido, la Organización Farmacéutica Colegial ha desarrollado varias campañas de éxito orientadas al uso racional de los antibióticos durante la última década. Conscientes de la importancia de educar al personal farmacéutico, también organizaron unas Jornadas sobre el ‘Uso racional de antibióticos’ en colaboración con el Ministerio de Sanidad.

Uno de los objetivos de estas jornadas fue concienciar a los farmacéuticos comunitarios sobre la importancia de su papel a la hora de informar al paciente sobre la duración y posología del antibiótico prescrito. Se trata de una información clave que los pacientes deben recibir para que el uso correcto de estos medicamentos sea una responsabilidad de todos.

Actualmente, se estima que el 26,4% de los pacientes cree que debe interrumpir el tratamiento cuando desaparecen los síntomas, causa principal del abandono del mismo (54,5%), y que sólo el 40% de los europeos saben que los antibióticos son ineficaces contra los virus [2]. Además, España es uno de los países que consume más antibióticos [3], lo que refleja que se requiere una mayor conciencia de todas las partes para reducir el uso de los antimicrobianos al mínimo imprescindible.

El 26,4% de los pacientes cree que debe interrumpir el tratamiento cuando desaparecen los síntomas y solo el 40% de los europeos saben que los antibióticos son ineficaces contra los virus


Otras medidas desde la OF

Muchas veces, en la práctica de la farmacia asistencial, ya sea por presión o por empatía, pueden dispensarse medicamentos sin receta de forma excepcional a los pacientes que presentan razones como la pérdida del frasco o de la caja anterior. La presión de algunos clientes es síntoma de que no son conscientes de la obligación del farmacéutico de no dispensar. Este tipo de situaciones requerirían establecer protocolos de intervención en que el farmacéutico esté alineado con el resto de profesionales.

Otra de las medidas que se han puesto sobre la mesa son las pruebas rápidas de detección desde la OF. Éstas, para ser una solución segura y eficiente, deben responder a una necesidad real y no derivar problemas que no existen. Además, deben implementarse junto a un protocolo de intervención y ofrecer resultados claros y de interpretación fácil. Algunas pruebas que se ya se han puesto en funcionamiento son las de detección de sífilis (País Vasco), de infecciones de tracto urinario (Escocia), de faringoamigdalitis (Cataluña) y de gripe (Canadá). [1]

Las pruebas rápidas de detección desde la oficina de farmacia y los protocolos de intervención para alinear al farmacéutico con otros profesionales son algunas de las medidas para reducir el abuso de antibióticos

Un estudio desarrollado en el Reino Unido, uno de los países que han logrado disminuir el consumo de antibióticos durante los últimos años, ha evaluado la influencia de la farmacia en la administración y la resistencia a los antimicrobianos. De él, se han substraído los siguientes puntos clave, que pueden servir de referencia a países de condiciones socioeconómicas similares como España:

  • El rol de la farmacia en la administración de antibióticos ha evolucionado significativamente en el Reino Unido desde comienzos de siglo.
     
  • Los farmacéuticos británicos juegan un papel esencial en dicha administración, ya establecido y reconocido.
     
  • Todos los profesionales farmacéuticos pueden contribuir a la administración de antibióticos por diferentes actividades: por ejemplo, ofreciendo consejo clínico, elaborando guías y proporcionando educación y formación a otros profesionales de la salud y al público.
     
  • En general, los equipos de farmacia han mostrado la importancia de su reconocimiento como parte de una gestión de antibióticos multidisciplinar o de equipos de gestión, al ofrecer una contribución significativa en la toma de decisiones basada en evidencia científica.
     
  • Hay margen para desarrollar el rol de la farmacia en diferentes sectores de práctica con la integración y la infraestructura adecuada. [4]

 

Referencias:

[1] Diariofarma. La farmacia juega un papel clave en la lucha ante la resistencia a antibióticos. Disponible en: https://www.diariofarma.com/2018/03/14/la-farmacia-juega-papel-clave-la-lucha-ante-la-resistencia-antibioticos

[2] Portalfarma. Papel del farmacéutico en el Uso Prudente de los Antibiótico. Disponible en: http://www.portalfarma.com/ciudadanos/saludpublica/antibioticos/papelfarmaantiviotic/Paginas/papelfarmausoantibiotic.aspx

[3] El País. España, el país avanzado que más antibióticos consume. Disponible en:  https://elpais.com/elpais/2018/03/26/ciencia/1522073921_610784.html

[4] Pharmaceutical Journal. Pharmacy’s role in antimicrobial resistance and stewardship. Disponible en: https://www.pharmaceutical-journal.com/research/review-article/pharmacys-role-in-antimicrobial-resistance-and-stewardship/20204885.article?firstPass=false

Contenido relacionado