Blue Monday: cómo combatir el día más triste del año

16/01/2019
Desde la oficina de farmacia se puede ayudar a mitigar el desánimo en fechas como el “Blue Monday”, el conocido como “el día más triste del año”.
Blue Monday cómo combatir el día más triste del año

¿Qué es el Blue Monday? Según el psicólogo Cliff Arnal, creador del término en 2005, el tercer lunes de enero es el día más triste del año. Para llegar a esa conclusión, el investigador se basó en distintas variables: el clima, el salario, las deudas, el fin de las fiestas, empezar a incumplir propósitos de año nuevo…

El término se creó, de hecho, como parte de una campaña publicitaria de la agencia de viajes Sky Travel, quien financió el estudio. Aunque el Blue Monday no cuenta con una base científica, la coincidencia de ciertos factores ambientales sí hace posible que nuestro ánimo se vea afectado con el inicio del año.

La vuelta a la rutina y el fin de las vacaciones pueden afectar a nuestro equilibrio emocional y desde la oficina de farmacia podemos ofrecer ciertas recomendaciones para ayudar a combatir el desánimo.
 

El papel del farmacéutico

Cuando un paciente experimenta fatiga o depresión, en muchas ocasiones, su primera opción es acudir a centros de atención comunitaria [1]. La proximidad de la oficina de farmacia facilita la visita de aquellos pacientes que buscan una solución a una falta de energía o al decaimiento.

Algunos indicios que pueden permitir identificar al paciente con desánimo pueden ser:

  • Falta de energía.
  • Cansancio.
  • Irritabilidad.
  • Poca productividad.
  • Malestar general.
  • Dificultad de concentración.

Es importante diferenciar entre casos de desánimo puntuales de los posibles casos de depresión. El farmacéutico puede trabajar desde la OF para prevenir, informar al paciente, derivar al médico e intervenir para mejorar la adherencia terapéutica en trastornos de estado de ánimo como estos [2].
 

Asesoramiento sobre suplementos vitamínicos

Un servicio que acostumbran a buscar los pacientes en estos casos es el del asesoramiento sobre suplementos vitamínicos. En España, el 40% de estos complementos se reciben por indicación del farmacéutico y la fatiga suele ser el principal motivo de su consumo, seguido por el estrés [3].

Los profesionales farmacéuticos pueden ofrecer consejo sobre estos productos, además de asesoramiento sobre hábitos saludables y dietas equilibradas. Estos productos pueden ayudar al organismo a funcionar con más energía, tanto a nivel físico como mental, para obtener un mayor rendimiento a lo largo del día [3].
 

Recomendaciones ante el desánimo

Para la prevención de este tipo de malestar, normalmente estacional, el farmacéutico puede ofrecer información sanitaria y consejos a los pacientes. Algunas de las medidas que se pueden ofrecer desde la farmacia ante los trastornos del estado de ánimo son:

  • Seguir una dieta equilibrada y saludable, evitando el alcohol y la cafeína.
  • Practicar ejercicio físico de forma habitual, no solo para reducir la fatiga, sino para mejorar la autoestima y el bienestar.
  • Descansar de forma adecuada mediante una correcta higiene del sueño.
  • Exteriorizar los sentimientos con personas de confianza.
  • Practicar ejercicios de relajación, como la meditación o técnicas de respiración.

 

Referencias

[1] Revista UNAM. Los trastornos del estado del ánimo. Disponible en: http://www.revista.unam.mx/vol.6/num11/art110/nov_art110.pdf

[2] Diario Farma. El CGCOF recuerda el papel de la farmacia en pacientes con depresión. Disponible en: https://www.diariofarma.com/2017/04/10/cgcof-recuerda-papel-la-farmacia-pacientes-depresion

[3] Montse Vilaplana i Batalla. Astenia primaveral. Offarm. Vol. 28. Núm. 4. Abril 2009. Elsevier. Disponible en: http://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-astenia-primaveral-perspectiva-nutricional-13136829?referer=buscador

Contenido relacionado