La receta electrónica interoperable se extiende ya a 14 comunidades autónomas

10/04/2018
El 68% de las oficinas de farmacia de España, que atienden al 65% de la población, ya cuentan con el servicio de interoperabilidad
La receta electrónica interoperable se extiende ya a 14 comunidades autónomas

Obtener los medicamentos prescritos en cualquier farmacia del país es una realidad que está cada vez más cerca. Con la reciente incorporación de Asturias, Cantabria, Cataluña, Murcia y el País Vasco al servicio de interoperabilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS), ya son, desde este año, 14 las comunidades autónomas cuyas farmacias dispensan recetas interoperables, que representan el 68% de las oficinas de farmacia (OF) y el 65% de la población [1].

 

La implementación de la receta electrónica, que se inició hace ya diez años, ha contribuido a:

  • reducir los errores médicos y de dispensación
  • simplificar y agilizar la dispensación de medicamentos
  • ahorrar molestias al paciente
  • favorecer la seguridad y el seguimiento del tratamiento

 

Con la interoperabilidad se permite el acceso a las recetas médicas emitidas electrónicamente en una comunidad autónoma desde cualquier farmacia del país, de forma que los pacientes pueden obtener sus medicamentos independientemente de donde hayan sido recetados y sin necesidad de preocuparse por las fechas de dispensación.

 

Esta funcionalidad es un paso más para adaptar la receta electrónica a la realidad del paciente, ofrecer una atención farmacéutica de calidad que garantice la accesibilidad a los servicios sanitarios y para disponer de una herramienta sanitaria que facilite su adhesión al tratamiento, especialmente en pacientes crónicos -según la Organización Mundial de la Salud (WHO), más del 50% de los pacientes crónicos incumplen su tratamiento farmacológico-.

 

Podría decirse que es una medida preventiva ante el grave problema de la falta de adherencia, que en España lleva asociado un coste de 11.250 millones de euros y 18.400 muertes prematuras al año [2]. En este sentido, además de concienciar sobre la importancia de seguir el tratamiento, es importante comunicar al paciente este nuevo servicio.

 

¿Qué ventajas aporta la interoperabilidad?

La implantación de la receta electrónica interoperable representa un avance para consolidar un modelo asistencial de farmacia centrado en el paciente y sus necesidades, y tiene beneficios para el paciente, la salud de la población y el profesional sanitario, ya que:

  • Favorece el uso racional de medicamentos y facilita el acceso a ellos
  • Mejora la seguridad y comodidad del paciente
  • Facilita la adherencia al tratamiento
  • Evita que el paciente acumule medicamentos en su domicilio de forma innecesaria (ante la previsión de un viaje, por ejemplo)
  • El farmacéutico puede disponer de la información de la medicación dispensable de todos sus pacientes independientemente del lugar de prescripción
  • Mejora el control por parte del médico de la medicación que prescribe, sin tener que hacerlo por adelantado

 

El despliegue total de la interoperabilidad de la receta electrónica y el acceso a la historia clínica compartida son dos de los retos más importantes de la administración para la mejora de la calidad y accesibilidad del ciudadano a los servicios sanitarios.

 

Referencias

[1] El Ministerio de Sanidad extiende a 14 comunidades autónomas el sistema de prescripción de receta electrónica. Disponible en: http://cofcam.org/el-ministerio-de-sanidad-extiende-a-14-comunidades-autonomas-el-sistema-de-prescripcion-de-receta-electronica-interoperable/

[2] World Health Organization. Adherence to long-term therapies: evidence for action. Disponible en: http://www.who.int/chp/knowledge/publications/adherence_report/en/

Contenido relacionado