Disfunción eréctil: orientación desde la farmacia

07/12/2017
Que el farmacéutico juega un papel clave en la prevención y detección de determinadas enfermedades no es algo nuevo. Una de las patologías donde es más importante evaluar correctamente las circunstancias de cada paciente es la disfunción eréctil.
Disfunción eréctil: orientación desde la farmacia

De acuerdo con las estimaciones de la Asociación Española de Andrología, Medicina Sexual y Reproductiva (ASESA), este problema circulatorio -que no sexual- del hombre afecta a más de dos millones y medio de españoles, lo que equivale a un 19% por ciento de la población masculina de entre 25 y 70 años. Según ASESA, sólo un 23% está diagnosticado, y de estos sólo la mitad -unos 300.000- se someten a tratamiento.

 

El origen de la disfunción eréctil puede deberse a diferentes factores (diabetes, arteriosclerosis, hipertensión, tabaquismo o insuficiencia renal, cuando la causa es orgánica) y es por ello considerado un síntoma de alerta de otro trastorno más grave. En la mayoría de los casos, no obstante, existe un importante componente psicológico, que es más importante que el factor orgánico en pacientes jóvenes.

 

A pesar de su infradiagnóstico, en la farmacia es frecuente la demanda de los fármacos que tratan la disfunción eréctil. Los inhibidores de la fosfodiestrasa 5 o IPD5 (sildenafilo, tadalafilo, vardenafilo, avanafilo), uno de los tratamientos más populares por vía oral, son fármacos efectivos, seguros y contraindicados en pocos casos -en pacientes que tienen prohibido el ejercicio físico o que reciben medicamentos liberadores de nitratos, por ejemplo-. Actúan relajando el músculo liso del pene y favoreciendo la entrada de sangre en el mismo.   

 

Sabías que…

 

  • No es sólo cosa de la edad: 1 de cada 4 pacientes con DE es menor de 40 años
  • El tabaco, el alcohol y la obesidad son los factores de riesgo importantes en la aparición de DE
  • Muchos problemas cardiovasculares se asocian con la DE. También las enfermedades periodontales, que muchas veces están asociadas a este tipo de problemas
  • Algunos estudios[1] han demostrado el valor terapéutico del Ginseng rojo y la Rhodiola Rosea en el tratamiento de la disfunción eréctil

 

Ante una consulta por este problema el papel del farmacéutico toma especial relevancia: lo que para muchos pacientes puede ser visto como algo propio de la edad, puede ser en realidad un síntoma de alerta de riesgo cardiovascular, con lo que es importante realizar una correcta evaluación de las circunstancias de cada paciente y detectar la necesidad de una evaluación médica que pueda identificar otros factores de riesgo, y donde se recomendará ejercicio, dieta y dejar de fumar si es el caso.

 

Dar una atención farmacéutica de calidad adaptada a las necesidades de cada paciente no es más que la muestra del compromiso que todo profesional sanitario debe tener por la mejora constante de la vida y la salud del paciente.

 

[1] Jang, D.,Myeong, S. et al (2008) Red ginseng for treating erectile dysfunction: a systematic review (NCBI)

  Saratikov AS, Krasnov EA (1987). Rhodiola rosea is a valuable medicinal plant (Golden Root).

  Tomsk, Russia: Tomsk State University

Contenido relacionado